Menem entre nosotros

Ricardo-Fort-insolito-desnudo-beneficio_IECIMA20130731_0051_19

No sabes lo que me costo hacer la plata a mi!                                                                   Yo viajaba en colectivo cuando era chico!!                                                                                                                                              Ricárdo Fort

La muerte con su aura, suele teñir de mejores y mas virtuosas a las personas. Poco hace la muerte por Fort. Es que escribir sobre él en esta hora no tiene otra explicación que la excusa que su obituario habilita para hablar de la pervivencia del menemismo entre nosotros.

Fue durante los 90s que el asiduo lector de filosofía francesa Mauro Viale, demostró que cualquier cosa que haga subir el rating a bajo costo valía la pena que se televisase. No fue el único, claro, también estaba Sofovich haciendo de la TV Pública un salón de escolaso y Samuel Gelblung generando audiencia con insinuar el carácter cancerígeno del lápiz labial. Pero sí es merito de Viale el descubrimiento de “Los mediáticos”, seres tortuosos y extravagantes cuyo único merito radicaba en su capacidad de montar un conventillo que entroncaba subrepticiamente con la única posibilidad de participación en la vida publica que en los barrios del conurbano se podía aspirar a ejercer: Espectar la pantalla y abrir juicios sobre el vecino… Microfisica capacidad de injerencia del chisme como el mas certero ejercicio del poder hasta adonde alcanzan los brazos que lo demás… es cosa “de los políticos”…

Pasaron los noventas con su trágico corolario de muertes en la plaza. Llegó el kirchnerismo y cuando la política comenzaba a ocupar la escena, la impostación populista de la sociedad tinellizada insistía en retener la pantalla.

Ante la merma de los cada vez mas predecibles realities Fort fue el hallazgo de una Mariana Nanis en versión masculina, dejando en claro que todas las frivolidades payasescas atribuibles a una bataclana de alcurnia no pasan por una cuestión de género, sino que es dable encontrar en cualquier heredero tarambana de una empresa por la que no a sudado. Así, con Tinelli preguntándole al chocolatero por los modos de dilapidar su fortuna, cínicamente, por que la fortuna de Fort es insignificante en comparación de la amasada por Marcelo Hugo… Así, alardeando de sus derroches y frivolidades, el patovica no se privaba de desplegar con misoginia y verdadera mala leche un discurso que postulaba descaradamente que toda pelotuda que se acercara a el por su dinero, bien pagados tenía los maltratos públicos dispensados.

Cagándose en todo lo que pudiera ser virtuoso en un hombre, el chocolatero predicó el hedonismo individualista acérrimo de una sociedad en la que no sólo hay que tener para ser, sino que quien no tiene no merece mas que desear, babeante y alucinado, lo que en la pantalla pudiera llegar a espectarse: Los buenos autos, las buenas minas, los chisporroteos entre famosos, la mas genuina exaltación de la ignorancia y la mediocridad. Códigos comunes, celebrados en la desafiante mueca de la exclusión que se reproduce frente a cada monitor, acumulados por miles en los bolsones de pobreza del conurbano… La violencia – decía Carri – siempre viene de arriba.

Habrá que repensar – con Carri, para quien Isidro Velázquez era una figura delictiva que encarnaba la violencia pre-revolucionaria – que vamos a hacer para gestionar la violencia post-revolucionaria de un festival semiótico que celebra y exalta el hedonismo, el consumo y la canallada a cualquier precio. Mientras miles de miles espectan, deseosos y babeantes frente al monitor, hasta que alguno se decide a buscar el cielo en la tierra ahora, y por medios propios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s