Cumbre Social del Mercosur 2014

10422218_10152671863869261_7262462929428665379_nLos días 11 y 12 de diciembre pude participar en la 17° Cumbre Social del Mercosur que se desarrollo en Paraná, Entre Ríos. En ella, una vez mas los movimientos sociales de la región se reunieron para debatir los desafíos pendientes en materia de integración regional, apostando por el fortaleciendo de la soberanía suramericana. No se trata solo de un diagnostico, sino de la condensación de estos debates en un documento que desde hace algunos años los presidentes del Mercosur toman como insumo para la generación de acuerdos interestatales y políticas públicas.

Sin embargo esto no siempre funciono de esa manera. Hace dos décadas, cuando Mercosur era una iniciativa de libre comercio regional nacida al impulso de la concomitancia en el carácter neo liberal de las presidencias de nuestra región, las Cumbres Sociales funcionaban como “contra cumbres” que denunciaban el rumbo del desarrollo dependiente de nuestras macroeconomias y las descarnadas asimetrias sociales que esto profundizaba. A partir de la gesta de Mar del Plata del 2005 donde Chávez (al amparo de la estrategia de Néstor Kirchner) generó el espacio político para el rechazo a la estrategia imperial del ALCA y la emergencia de una constelación de gobiernos progresistas a escala regional, la Cumbre Social comenzó a funcionar autónoma pero articuladamente con las Cumbres presidenciales del Mercosur. Se trata de la apertura que estos gobiernos sostienen con sus bases, los diversos movimientos sociales de los cuales en muchos casos han emergido, y a los que promueven en su tarea de afianzamiento de estos procesos, pero por sobre todo, de generación de propuestas para una agenda de trabajo conjunta.

D´Elía Cumbre Social 20141513759_10152676018689261_6110294871387226324_n

Sin embargo y a pesar de cierta improvisación respecto al carácter general del encuentro, al recorrer las instalaciones del Hogar Eva Perón mientras las delegaciones iban llegando comencé a cruzarme por los pasillos y patios a muchos rostros conocidos. Militantes sociales con canas y rostros curtidos por los años, ya sin el rictus adusto de los 90s, pero siempre con la templanza y serenidad que los recordaba. Pasar de la resistencia a la construcción no resulta una tarea sencilla cuando los años de lucha han sido constitutivos para el sujeto político que levanto la cabeza en los 90s. Tirando piedras en las plazas, avanzando contra las vallas y la represión se fue haciendo el camino que en un cruce singular con liderazgos políticos dispuestos a asumir los requerimientos de la hora parieron este tiempo kairótiko que nos ha tocado en suerte. Tan amenazado, frágil y provisorio como librado intensamente a asumir nuestra responsabilidad histórica estemos.

Cumbre Mercosur 2014 ParanáEn esta ocasión no se trataba de la precaria ocupación de una escuela que generosamente nos habría las puertas, a la que se concurre con colchones iflables o bolsas de dormir, sino de un edificio histórico creado en 1952 por la Fundación Eva Perón; bien equipado con camas de sabanas frescas y donde el agua caliente no falla. Un alegrón. Aunque para mi sorpresa las chicas de La Cámpora manifiesten inmediatamente su decepción y la propuesta de trasladarse a algún hotel aledaño, allí donde su individuación burguesa no pueda verse vulnerada por tener que compartir las instalaciones unos días con otros compañeros. “Juntos pero no revueltos” – le indicaba con discreción un responsable político del PCCE a los suyos.

El ritual de recorrer los pasillos por la madrugada para matear con compañeros de otras delegaciones en los que se produce ese intercambio teológico de realidades, percepciones, experiencias y recorridos diversos, tampoco es plausible cuando el grueso de los asistentes se resguarda en la comodidad de la orga en la que se está encuadrado. Sin dudas somos mas que antaño, pero no hemos heredado mucho.

Al comenzar los debates la cosa se pone mas interesante. Personalmente participo en “Integración Productiva y Economía Social”. Allí me anotício que la compra total de productos de todos los países integrantes del tratado  del Mercosur, no supera el 15%. Es decir que el 85% de lo que se importa se hace desde países extra-zona. Compañeros de Venezuela llegan para proponer redes de trueque y respaldar una suerte de moneda informal/paralela que regule el trueque. Obviamente la experiencia argentina no resiste esa propuesta. El ponente de El Evita, representante de la secretaria de agricultura familiar, nos habla de las bondades de estos modos de producción a pequeña escala y concluye con una expresión de deseo: la necesidad de un Ministerio de Economía Social. La maravilla de creer que con mas recursos y contratos en el Estado, inercialmente se logran mas cosas. No ver que el la estrategia y el modo de encarar las políticas es lo determinante. Allí intervengo coincidiendo con un compañero posadista, en la necesidad de dejar de alentar la economía social como una alternativa, tan alternativa que siempre juega desde una institucionalidad diferenciada y en un mercado “no-oficial” como la B de la economía capitalista. ¿Por que en lugar de pensar un Ministerio para la Economía Social no pensamos mas estrategicamente en una secretaria de ESS en el Ministerio de Economía? Allí aparecen las típicas reticencias ideológicas de quienes la prefieren ver como una real alternativa “solidaria” y no como las experiencias de economía de subsistencia con respaldo estatal que la gran mayoría de las veces es.

TICs Cumbre SocialTICs Cumbre Social 2014

Los compañeros de Gráfica Patricios, en nombre de las fabricas recuperadas, confiesan que en todos estos años no han podido intercambiar con otras recuperadas del Mercosur “ni la compra de dos caramelos”, vacancias del Estado, pero también de las organizaciones de base, admiten. No falta la intervención vociferante de la esclarecida militancia de paladar negro post 2010 que siempre llega para recordarnos que ellos entienden todo, por que la historia de la liberación de la patria comenzó el 25 de mayo del 2003… Yo me voy con la certeza de que hasta que la economía social no se decida a ser un ejercito de empresarios sin capital o trabajadores sin derecho, para que el Estado asuma la promoción de un emprendedurismo que aspire a producir nanotecnologia, todo esto es un cotillón muy lindo, pero en los echos apenas otro argumento para mas paliativos estatales. Para mas empleo calificado en el estado a los profesionales con sensibilidades progresistas.

10858410_10152676018284261_3019198069115493393_nEl segundo día participo en “Comunicación social y TICs”. Se puede observar las asimetrias que existen en cuanto a estructura comunicacional en nuestra región. Paraguay puso en marcha una TV Publica y una agencia estatal de noticias recién con Lugo, por solo ver un ejemplo. Existe poca información entre la militancia social respecto a las leyes de medios que se han promovido en los últimos años en nuestros países. Y es interesante tomar nota de como se ha ido desplazando el eje del debate por la disputa de lugares en medios estatales a la actual demanda por afianzar medios populares y autónomos gestionados por las organizaciones sociales.

El debate también pivoteo sobre la necesidad de una soberanía tecnológica, promoviendo el sofware libre y una estructura de nodos que nos dieran autonomía en la red. Me hubiera gustado que la discusión estuviera pensando mas en avanzar contra los tratados de la OMPI, como Néstor y Lula supieron hacerlo cuando confrontaron a la OMC por la producción de medicamentos genéricos. Pero las cuestiones atenientes a cultura libre siguen estando un poco verdes aun. Sin embargo se respiro un buen clima, sin delirios y con cierto direccionamiento común.

D´Elía Cumbre Social Gabriel MedinaSobre el final se leyó el documento que contenía la síntesis de los debates en 5 propuestas por cada eje y una declaración general. Se ovaciono la condena a las desapariciones en México, a lo que siguió un entretenido entre dicho con la coordinación y las delegaciones de países limítrofes sobre el pedido de la inclusión de un señalamiento sobre la violación de DD HH en Paraguay. Allí ó una tensión entre el vitalismo de los movimientos sociales y la aveces extrema prudencia, de la militancia que hoy ocupa responsabilidades de Estado. La polémica duro varios minutos y tuvo todos los ingredientes de una disputa asamblearia, con sus mociones de orden y pedidos de cuarto intermedio. En el medio, la militancia “orgánica” que nos supimos conseguir, no sabia como posicionarse. Si sumarse al para nada descabellado pedido de denuncia sobre la situación en Paraguay o sencillamente bancar, con la misma abnegación y entereza que diariamente nos fumamos a los Berni hoy o a los Masas/Boudu ayer mismo. Sin duda que sobrellevar las contradicciones es una prueba de madures militante. Pero semejante madurez implica no solo convicción, sino por sobre todo una lectura estratégica para la que no basta un acritico salto de fe reposando en el dogma de la infalibilidad del Papa.

La organización por su parte, se vio desbordada. Como desacostumbrada a mantener matices o disidencias con sus interlocutores, que otrora fueran la sabia que nutria el florecer de todas las iniciativas que hoy hicieron posible esta experiencia latinoamericana. Evidentemente la “organicidad” de la década ganada también calo en ellos. Siempre es mejor cuando hay unidad de concepción, pero el camino a eso requiere conducción, cuestión difícil de conjurar cuando la expectativa es mero acompañamiento y pasividad.

Dos jornadas intensas aveces, sosas otro tanto. Sinsabores de la victoria, vacancias del movimiento popular que se revelan como desafíos urgentes de cara a la imperiosa profundización de esta década, para la que nuevamente todo vuelve a estar en peligro.

Cumbre Social Gabriel Medina

Anuncios

Una entrevista en el archivo

En marzo los amigos de Prensa3M nos entrevistaban en ocasión de la presentación de nuestro proyecto

Se viene TURBA

UN NUEVO MEDIO EMERGE

Imagen
Entrevista con Gabriel Medina, estudiante de ciencias de la comunicación en la Universidad de Buenos Aires e integrante del colectivo de TURBA: un nuevo espacio que surge ante el marco que permite la Ley de Medios.
Mañana, a las 19, en el Espacio Caloi (Alsina 1169 – CABA) se presenta en sociedad TURBA (Televisión Urbana de Buenos Aires), “una señal emergente para la Ciudad de la Furia”, como ellos mismo se definen. Guiados por el lema “Otra comunicación es posible”, Gabriel Medina, integrante de este nuevo colectivo, cuenta en diálogo con prensa3m.com la ilusión que los mueve a desear trascender en un esquema de medios tan desigual.

-¿Por qué nace turba?
-El colectivo que integra este proyecto se comenzó a conformar hace dos años, avizorando el triunfo cultural que la derecha ha establecido en la Ciudad de Buenos Aires desde hace algún tiempo. La nula repercusión de los deleznables hechos del martes en el Teatro San Martin, dejan entrever a las claras esto. Nos interesaba construir un medio que recuperase lo más interesante de las tradiciones del alternativismo y la contrainformación pero recolocándolo en un contexto regional de contraofensiva popular, no ya de mera “resistencia”. Nos parece que en este nuevo contexto, los discursos, los mensajes, los contenidos deben asumirse en su plena positividad. Deben ser portadores de cosmovisiones, “otras”, deben proponer, habilitar, imaginarios sobre el sentido de habitar una Ciudad. De convivir, de conformar una comunidad. Y allí, la gran vacancia en materia de periodismo u entretenimiento televisivo está en carne viva. Desde la mirada de género de los medios tradicionales hasta la impostura de la “antipolítica”, que bajo la presunción denuncista impugna, a fuerza de descrédito y sembrado escepticismo, cualquier iniciativa de organización popular. Nosotros queremos mostrar que se puede vivir mejor y ser protagonistas de nuestra ciudad, desde los movimientos sociales, artísticos y culturales que emergen en sus barrios. Desde las murgas que espantan los fantasmas de “la inseguridad” sin policializar el perímetro, sin estigmatizar a la juventud por su indumentaria, con la mera ocupación del espacio público para la celebración comunal. Con las ferias solidarias y autogestivas, con todos los que soñamos otra cosa y la hacemos realidad un cachito cada día, cada vez que rompemos nuestro aislamiento.

-¿Qué esperan de este nuevo canal?
-Esperamos ser precisamente eso, un “canal”, un medio que pueda mostrar lo que cotidianamente se invisibiliza de esta ciudad. Las historias y los personajes que quedan en un cono de sombras cuando los reflectores palermitanos apuntan a la ciudad turística, “moderna”, fashion y globalizada. Creemos que hay otra Buenos Aires, la de los laburantes, la de su efervescencia artística y bohemia, la de los migrantes, excluidos y estigmatizados en sus barrios periféricos por un discurso que los recorta como migración de “baja calidad”. No apostamos al realismo lacrimógeno de los Caetanos y Stagnaros para levantar “minitas BAFICI”. Ese recorte miserabilista y empobrecedor de “lo popular” es otro avatar de los sectores medios culposos con sensibilidades pseudoprogresistas. Sabemos que en esta Ciudad habita un pueblo vital, que lucha y celebra la vida cotidianamente. Desde él y con él queremos debatir el actual orden de cosas en nuestros barrios.

-¿Cuánto influyó la ley de medios en el animarse a ese desafío?

-Allá por el 2001, días antes de que cayera De La Rua, me levantaban mi programa de radio en una emisora zonal porque con la aparición del “Clarín Zonal” desde las empresas hasta los municipios ya no tenían pauta para los comunicadores locales. Todo era desolador y la Coalición por una Comunicación Democrática comenzaba a esgrimir sus 21 puntos, más como una actitud utopista, más como un ejercicio ético, testimonial, de afirmación de la dignidad, que como una acción política con visos de realidad. Como las reivindicaciones de los Derechos Humanos y tantas otras cosas que soñábamos y que a partir del 2003 comenzaron a hacerse realidad. Sin duda que la Ley de Medios es parte de lo que nos llevó a la elaboración de este proyecto. Después del congreso de periodismo autogestionado, “Comunicación y Libertad”, caímos en la cuenta de que teníamos una ley que nos desafiaba como sector, que desde lo audiovisual había todavía muy poca oferta, por sus costos históricos y por la accesibilidad tecnológica que se revirtió cualitativamente en los últimos años. Sin embargo, aún hay algunos elementos que rediscutir en su aplicación, creo que el campo popular pierde una oportunidad histórica sino debatimos esto en lugar de desgastarnos con Clarín, algo que debe hacer el gobierno para garantizar su aplicación y a lo que nosotros responderemos con nuestro posicionamiento público y movilización. Pero tenemos que discutir también seriamente, cómo, frente al cambio de norma, los medios populares accedemos al herramental técnico para subir a la TDA. Tenemos la semítica, estamos recuperando el espectro, no es poco, pero necesitamos los fierros. Lenin dijo alguna vez: “Lo que no es presupuesto, es ilusión”.

-¿Cómo se hace para instalarse en la comunidad sin ser de los medios hegemónicos o dominantes?

-Ay Barone, Barone, que me hiciste mal… Nosotros queremos ser “medios hegemónicos”, todo el campo popular debe guardar esa pretensión de contribuir a la construcción de la hegemonía popular. Lo que hay que discutir es qué tipo de hegemonía, que no es una mala palabra, sino la cristalización histórica (siempre frágil y provisoria) de un rumbo político, de una mirada de mundo. Nosotros todavía combatimos una hegemonía larvada, en buena parte, del imaginario social (y las opciones electorales de esta ciudad son una buena muestra de ello) que ponía en el centro al mercado y al individualismo consumista como horizonte de sentido. Esta década ganada logramos instalar la idea de la inclusión, de que el Estado, en tanto centralidad de lo público y no lo privado, debe garantizar la diversidad y la pluralidad para profundizar la democracia. Tenemos que ir hacia una hegemonía del “Buen vivir” como lo señalan Evo y Correa. De pensar que la igualdad no es sólo el acceso igualitario al consumo, sino también, qué tipo de consumo va a hacernos felices como Pueblo. Cuáles son los costos sociales, culturales, ecológicos de lo que elegimos producir y consumir. Y los medios jugamos un papel central allí. Pero volviendo a la pregunta, lo que define el éxito de un medio es su capacidad de instalar agenda. Y toda agenda, por más impuesta que sea, es también un dialogo y una negociación con su audiencia. Hay como una seducción que los medios ejercen con sus audiencias para que estas terminen aceptando que son “estos” y no “otros” los temas importantes. Nosotros apostamos a poder sintonizar con las problemáticas visibilizadas y también a nuestra capacidad para poder instalar temas que escapan a la cotidianeidad de muchos porteños. Y por último, los medios autogestivos entendieron, a partir de sus experiencias de persecución y decomiso de equipos como llegaba a suceder en otras épocas, que hay que hacerse parte de la comunidad. Solo así, cuando la comunidad los siente como propios y los defiende, es que estos proyectos prosperan. En este sentido un medio no puede ser sólo eso, una empresa, privada o atogestiva, sino un lugar, un centro cultural, una cueva, un mundo. Una arquitectura simbólica en la que su audiencia se sienta parte de una comunidad, de un universo de sentido. Que sienta que nos elige porque pensamos parecido y que aquí tiene una casa que habitar y en donde poder hacer oír también su voz.

Ley Anti Grooming: miopía e ignorancia

Imagen

La pornografía infantil es genial […] Es genial porque los políticos entienden la pornografía infantil. Si jugamos esa carta, podemos hacer que tomen acciones y que empiecen a bloquear sitios –y una vez hecho eso podemos hacer que bloqueen los sitios que comparten archivos.”

Johan Schlüter

De un tiempo para acá algunos anglicismos vienen a informarnos de situaciones que para nosotros no existían, sencillamente por carecer de nombre con los que designarlas. El bullying, por ejemplo, paso de ser la diva de Internet durante algún tiempo para alimentar horas en los medios masivos de comunicación, hasta que finalmente se contemplo su figura para legislar sancionando este fenómeno.

Pues bien, la fe en el descubrimiento de nuevos fenómenos a partir de las categorías con las que se nos anoticia de ellos goza de especial sensibilidad en los ámbitos progres, en los que toda novedad siempre es bien recibida y mas cuando aparentemente viene a revelarnos nuevas injusticias por las que luchar en este cada vez mas complejo mundo en el que nos movemos. De este modo es que llega el grooming, como novedoso cotillón del que generar legislación. Según leo, el grooming es el intento de captación de menores vía Internet, con objetivos sexuales. Y esto puede contemplar desde el chantaje o sometimiento, hasta “intentos por ganarse la confianza” de las victimas. Como se vera, no esta muy claro que es lo que se castiga. Si un delito o su tentativa, la cual, aparentemente no puede ser mas que una especulación subgetiva a partir de supuestos “intentos por ganarse la confianza”. ¿Quien puede establecer con certeza y claridad que, pongamos por caso, un mayor de 18 tiene una conversación amena via chat con una joven de 17 y esto represente motivo para una acusación de grooming? Pero no es que uno quiera hacer de abogado del Diablo. Sencillamente la caracterización de delito a una “intención” excede en mucho la ley terrena, siendo tema para que atienda en el día del juicio, el buen señor que lee todos los corazones… Bueno, igual según esta ley te pueden aplicar entre seis meses y cuatro años.

Pero claro, cosas así no llegan solos sino a través de algún testimonio que pudiera conmover a la opinión publica. En este caso una madre que sufrió un caso de abuso sexual en su hija. Sonara políticamente incorrecto, pero no es bueno para la política, moverse a partir del dolor de un padre. Hay tenemos a la Ciudad de Bs As gobernada por un fascista que reprime pobres, artistas o locos, mientras privatiza el espacio publico. Y todo gracias a la movidita de los padres de Cromagnon para la destitución de un Jefe de Gobierno.

Pero claro, en una sociedad en transición la demagogia esta a la orden del día. Y los imaginarios sobre la manipulación en los entornos virtuales se pliegan a los fantasmas sobre el peligro de las conversaciones con extraños que perviven en los migrantes virtuales. Así, un grupo de madres se encadena en plaza congreso y finalmente la ley se aprueba bajando todas las mas o menos razonables modificaciones que en diputados se le hicieran hace dos meses.

El punto nodal en todo esto es que no se necesita tipificar un delito solo por el medio a través del cual se realiza. El acoso sexual a menores es un tema sobradamente legislado como para que se genere otra figura que lo diferencie por estar circunscripto a entornos tecnológicos, a menos que lo que se quiera es habilitar el espionaje sobre las practicas privadas de los usuarios invocando la seguridad de los menores. Así, las multinacionales que sustraen volúmenes de meta-data de los cibernautas para usos tan diversos como estudios de mercado o proyección de inversiones, obtienen leyes de los estados que puedan contribuir a ensanchar la injerencia en las regulaciones de la web y quien sabe, profundizar la casa de brujas por violaciones a la propiedad intelectual, como vienen intentando desde hace unos cuantos años.